Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 marzo 2012 1 12 /03 /marzo /2012 13:28

3-vict.png

Graciela Díaz, Juan Frumento y Tatiana Pontiroli. Tres injustas víctimas.

Finalmente fueron  cinco las víctimas fatales de la tragedia de Once que residían en nuestra ciudad. Ademas, también, viajaban  en la formación 3772, una gran cantidad de pasajeros de la zona, de los cuales algunos resultaron heridos de diversa consideración, pero de quienes sus  identidades no trascendieron. Así, la irresponsabilidad de varios personajes, funcionarios, y ejecutivos importantes, hizo que esta gente inocente encontrara de manera absurda, la muerte. La triste lista de los cinco vecinos que sencilla y simplemente tan solo habían tomado un tren para cumplir con sus tareas diariases esta : Graciela Díaz, de 49 años de edad, Juan Frumento, de 32, Mónica Garzón, Marina Moreno y Ramón Ariel Zúñiga, de 33 años.
Los casos de Juan Frumento. Graciela Díaz y Tatiana Pontiroli
De Graciela Díaz se conocieron algunos detalles que solo invitan al lamento. Ese trágico día, Graciela había cambiado su turno en el trabajo para suplantar a un compañero. Paradoja de la vida, que la fatalidad la encontró cuando quizás ese no debió haber sido su destino final. Trabajaba en una confitería muy cerca de Once, y la recuerdan tanto compañeros, como familiares y amigos como una gran mujer, de excelente carácter y siempre dispuesta a dar una mano. Hoy, sus dos hijos : Vanesa y Diego, y sus tres nietos : Zoe, Priscilla  y Martina se estaran preguntando porque ?. Otro caso, muy abarcado por los medios, es el de una chica, cuyo padre, José,  tiene un taller del automotor en Morón. Es el de Tatiana Pontiroli, una chica de 24 años, de Padua, que cursaba la carrera de Profesorado de Formación Docente. José, Graciela, la madre, la buscaron sin parar por mas de 24 horas, recorrieron hospitales, hablaron con compañeros de trabajo, y nada. Llegaron a mantener la esperanza que Tatiana estuviera con vida, por la gran confusión reinante, y porque había muchas víctimas aún, no registradas. Pero la triste noticia se confirmó, tras varias horas de incomprensible e inexplicable angustia. Por último, : Juan Frumento, otro muchacho que vivía en Morón. Juan trabajaba de lunes a sábado en una oficina. Adoraba a su sobrino y era la alegría de la casa, como dice su padre José : “Era el que siempre te preguntaba cómo estás, siempre estaba de buen humor”, según recuerda con emoción. En sus tiempos libres jugaba a la pelota con amigos, también sacaba a pasear a su perro seguido .  “Era muy compañero. Lo que es : un chico sano. Tenía muchas ganas de casarse, formar su familia. Siento que me robaron lo mejor de mi vida y también sus sueños”. José prometió que no parará de  reclamar hasta que se haga justicia.

Compartir este post

Repost 0
Published by Alber Gil
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Oeste website
  • Oeste website
  • : Un Blog para Morón... con todo. Realización, Idea y Producción de Alberto Gil. Con "Morón Max": "Una Revista con todo"....../ Adherida al "Círculo Regional de Prensa"/
  • Contacto

Perfil

  • Alber Gil
  • Apasionado de todo lo que pasó, pasa y pasará en mi incomparable y única Ciudad de Morón
  • Apasionado de todo lo que pasó, pasa y pasará en mi incomparable y única Ciudad de Morón

Texto Libre

Tapa Octubre "Oeste Max" Nº 5

 

Archivos

Gran DT. Copa : Gallo de Oro